Ginecología
April 5, 2024

¿Por qué es importante vacunarse contra el VPH?

Conoce todo sobre la vacuna del VPH en este blog, donde exploramos su transmisión, prevención, y el papel crucial de los chequeos regulares.

Dra. Ofelia Sánchez
¿Por qué es importante vacunarse contra el VPH?

En los últimos cinco años, las infecciones de transmisión sexual (ITS) han crecido significativamente entre los jóvenes, especialmente en los menores de 25 años. El motivo es que hay mucho desconocimiento sobre cuáles son las más frecuentes, cómo se transmiten y qué riesgos tienen. Se ha perdido el miedo y no siempre se usa el preservativo. También ha cambiado la mentalidad: hay mayor apertura sexual, se empieza antes a tener relaciones y se tienen más parejas sexuales. Además, muchas ITS no dan síntomas, por lo que en muchos casos ni siquiera se es consciente del contagio. De hecho, los expertos aseguran que hay muchos más casos de los que se detectan.

Clamidia y gonorrea son algunas de las más frecuentes. Pero la ITS más común es la infección por el Virus del Papiloma humano (VPH). Se calcula que entre el 85-90% de la población sexualmente activa se afectará en algún momento de su vida. Al ser una infección vírica, no hay tratamiento contra el VPH. Nuestras defensas combaten la infección de forma natural. Sin embargo, en algunos casos puede mantenerse y provocar lesiones y estas, si no se controlan, pueden favorecer el desarrollo de un cáncer. De hecho, casi el 100% de los casos de cáncer de cuello de útero, así como la mayoría de los que afectan al área anogenital, y un 70% de los cánceres de la cavidad oral y la faringe en ambos sexos son de origen vírico y están relacionados con esta infección.

En cuanto a la población femenina, existen dos periodos de mayor incidencia de infección por VPH:

  • En el inicio de las relaciones sexuales en el grupo de jóvenes entre 18 y 25 años: En este grupo aunque la prevalencia es más alta, también lo es la posibilidad de eliminar el virus.
  • Alrededor de los años de la perimenopausia (45 a 55 años): Probablemente los cambios hormonales de este período, así como un mayor número de mujeres no vacunadas, pueden ser responsables de una mayor incidencia de infecciones en este grupo.

¿Cómo se transmite exactamente?

Cualquier práctica sexual puede favorecer el contagio, no es necesaria la penetración. La infección por VPH puede transmitirse por cualquier contacto directo piel con piel o piel con mucosa y se localiza frecuentemente en dedos, manos, boca y genitales. Esto significa que el VPH también se puede transmitir a través de relaciones sexuales orales u otro tipo de contacto directo con la zona genital o anal durante cualquier tipo de actividad sexual.

“La vía que más favorece la infección para el VPH es la penetración (el preservativo confiere un 80% de protección). La segunda es el sexo oral. La vía de menor riesgo es por contacto físico, durante los preliminares o el juego sexual”.

¿Hay factores que incrementan el riesgo?

Hay algunos factores y hábitos que incrementan el riesgo del desarrollo de lesiones VPH persistentes, como el tabaquismo, iniciarse precozmente en las relaciones sexuales, tener múltiples parejas sexuales, la inmunodeficiencia, no usar la protección ni seguir un control ginecológico correcto.

¿Se puede detectar en las revisiones ginecológicas rutinarias?

En general, el diagnóstico de infección por VPH es más frecuente en las mujeres, porque van de forma más regular al ginecólogo y se hacen revisiones. En la citología se puede detectar si hay alteración que sugiera una posible infección por VPH, pero para confirmar el diagnóstico hay que hacer una prueba específica (PCR - VPH).

¿Qué eficacia tiene la vacuna?

La vacuna contra el VPH protege de forma muy efectiva contra la infección VPH. Por eso es muy importante aplicarlas antes del inicio de las relaciones sexuales (99% de eficacia para prevenir la infección). Además, ayuda a prevenir el desarrollo de lesiones precancerosas y cáncer no sólo en el cuello de útero sino también en ano y orofaringe (en ambos sexos), vulva, vagina y pene. Además, protege contra la aparición de verrugas ano genitales y papilomatosis respiratoria (afección que afecta a la laringe y las cuerdas vocales) recurrente en ambos sexos.

Recuerda: es fundamental aumentar las medidas de prevención y protección, así como realizar controles ginecológicos y pruebas de cribado para la detección precoz de lesiones precancerosas.

Otros títulos que pueden interesarte:

Los distintos tipos del virus del papiloma humano

Me quiero vacunar contra el VPH. ¿Qué tengo que saber?

Viviendo con VPH