Prevención
January 9, 2023

No hay cura para SOP pero sí un manejo multidisciplinario y sostenible

El manejo multidisciplinario para pacientes con SOP es clave, y en Plenna hemos procurado que cada paciente tenga acceso a todos los servicios para hacerlo posible: ginecología, nutrición y psicología.

Stephanie Carreira
No hay cura para SOP pero sí un manejo multidisciplinario y sostenible

Cuando hablamos sobre el control de los síntomas de Sindrome de Ovarios Poliquísticos (SOP), en Plenna enfatizamos sobre los cambios en el estilo de vida como la nutrición, el ejercicio, el sueño y el control de estrés, y es porque creemos que el manejo sostenible del SOP comienza con la forma en que vives tu día a día.

Sin embargo, también entendemos que a veces estos cambios son complejos, toman tiempo en convertirse en hábitos y a veces no son suficientes, lo que nos obliga a recurrir a suplementos nutricionales y medicamentos para complementar la nutrición, el ejercicio y el autocuidado emocional. 

Por ello, el manejo multidisciplinario para pacientes con SOP es clave, y en Plenna hemos procurado que cada paciente tenga acceso a todos los servicios para hacerlo posible: ginecología, nutrición y psicología.

Compartir tu caso con cada uno de estos especialistas e integrar sus recomendaciones es necesario para un control sostenible de SOP por las siguientes razones:

Ginecología: Sin duda es la primera especialista con quien debes acudir si sospechas que tienes SOP. Razones como irregularidades menstruales, crecimiento de vello corporal en exceso, acné, dificultad para controlar tu peso o composición corporal, cambios bruscos en tu peso, intentos fallidos de quedar embarazada, son razones por las que debes acudir con un médico para descartar o confirmar que tengas este síndrome que, además de propiciar estos síntomas, puede estar complicando el funcionamiento de tu cuerpo internamente de una forma silenciosa que no te permite percibirlo. Si todavía no te diagnostican SOP pero crees que puedes tenerlo, ¡agenda una consulta ginecológica presencial o virtual y empieza a cambiar tu vida!

En caso de que tu ginecólogx confirme el diagnóstico de SOP, te hablará sobre las diferentes opciones de tratamiento farmacológicas, hormonales y alternativas con la mejor evidencia científica disponible que apoye su uso en tu caso y así puedas elegir aquellas con las que te sientas más cómodx de una forma informada.



Nutrición: Tras un diagnóstico de SOP es muy probable que te recomienden mejorar tu alimentación, pero ¿cómo?. Si bien nos han repetido infinitas veces la importancia de comer de manera saludable, nadie nos enseña sobre las acciones específicas para llevarlo a cabo. Por ello, un especialista en nutrición es clave para guiarte sobre cómo comer saludable apoyándote en planes de alimentación que consideren tanto el trastorno de SOP como factores que te permitan convertirlo en un hábito a largo plazo: tu estilo de comer, preferencias, horarios, actividades diarias, acceso a alimentos y valores personales.

Psicología: Aunque las médicas se enfocan más en los cambios físicos y químicos del SOP, las implicaciones emocionales no deben ser subestimadas; son reales, pueden ser verdaderamente agotadoras y afectar tu calidad de vida. Un acompañamiento para externalizar, comprender y trabajar tu reacción a las frustraciones te permite crear tu propio kit de herramientas para gestionar emociones que suelen presentarse de manera más compleja en personas con SOP.

 

No existe un enfoque único para SOP y lo que funcione exclusivamente para tu cuerpo y mente, que esté alineado con tus objetivos y valores personales, será tu mejor alternativa. A veces es un proceso tardado de ensayo y error, pero no hay duda sobre lo satisfactorio que será el cambio radical en tu bienestar una vez que encuentres la solución más efectiva para ti.

Si quieres llevar tu tratamiento de SOP con estos 3 ejes, inscríbete a nuestro Programa de SOP virtual. Más detalles en nuestra página web.

Otros títulos que puede interesarte:

El Síndrome de Ovario Poliquístico y mi alimentación

¿Si tengo SOP, qué puede pasar en mi cuerpo?

Mitos del Síndrome de Ovario poliquístico