Prevención
January 9, 2023

Mitos del Síndrome de Ovario poliquístico

Suelen haber muchos mitos acerca del Síndrome de Ovario Poliquístico, aquí te explicamos algunos de ellos para que siempre entiendas qué sucede con tu cuerpo.

Dra. María José Díaz
Mitos del Síndrome de Ovario poliquístico

Como hemos hablado anteriormente, el Síndrome de Ovario Poliquístico es un esquema clínico complejo y por lo tanto, suele haber muchos mitos en cuanto a su diagnóstico y tratamiento.

Buscamos los principales y te los explicamos para que siempre entiendas qué sucede con tu cuerpo.

Mito: No se pueden revertir los signos y síntomas

Realidad: Aunque es una enfermedad de la cual todavía desconocemos la causa, la severidad de los síntomas puede disminuir, no sólo con medicación pero también de manera importante con cambios en el estilo de vida como la alimentación (¡en Plenna ya tenemos consultas nutricionales!). Muchas veces creemos que los medicamentos son los que tienen toda la responsabilidad de mejorar los síntomas o incluso que el simple hecho de bajar de peso es suficiente para esto. El tratamiento del síndrome de ovario poliquístico debe ser individualizado para encontrar el enfoque en los síntomas que más padezcas.

Mito: El síndrome de ovario poliquístico siempre se manifiesta de la misma forma

Realidad: Existen diferentes criterios que en conjunto nos ayudan a realizar el diagnóstico de este síndrome y no todas las mujeres presentan todos los criterios o la misma combinación de ellos. De igual manera, estos síntomas pueden cambiar en cualquier etapa de la enfermedad, por lo que es importante realizar periódicamente revisiones con un equipo multidisciplinario que permita desarrollar un plan de tratamiento.

Mito: Tener síndrome de ovario poliquístico es sinónimo de infertilidad

Realidad: Si recordamos un poco de la fisiopatología del ovario poliquístico, este se caracteriza por tener ciclos anovulatorios; esto quiere decir que no hay liberación de un óvulo que pueda ser fecundado. ¿Es frecuente? El 70% de las mujeres con esta enfermedad llegan a tener un poco más de dificultad para embarazarse, pero aquí es donde entra de nuevo la importancia del cambio en el estilo de vida, de llevar un estado de salud mental adecuado (¡puedes agendar sesiones psicológicas con nosotras!) y nutricional que sí se llevan de la mano con un profesional de la salud, harán más pronta la oportunidad de concebir.

Mito: El síndrome de ovario poliquístico afecta sólo a mujeres con sobrepeso u obesidad

Realidad: Aunque existe una asociación entre el desarrollo de obesidad en mujeres con síndrome de ovario poliquístico, estar delgada no significa que no puedas tener síndrome de ovario poliquístico. Existen casos en los que puede pasar de manera más sútil o desapercibida hasta presentar alteraciones en los ciclos menstruales o infertilidad. Hacer estudios de sangre generales no darán como tal un diagnóstico pero pueden dar una idea si existe alguna alteración que nos haga buscar más a fondo y hacer una detección temprana.

En Plenna queremos tratarte como un todo, porque sabemos que el SOP involucra a muchas áreas. Si tienes más dudas o crees que puedes tener SOP, agenda una cita de valoración con nosotras y, ¡buscaremos darte la mejor atención personalizada!

Otros títulos que te pueden interesar:

¿Si tengo SOP, qué puede pasar en mi cuerpo?

Dieta y síndrome de ovario poliquístico

Si tengo SOP, ¿qué sigue?