Periodo
January 9, 2023

La menstruación con un trastorno de conducta alimentaria

Todos los trastornos de la conducta alimentaria tienen consecuencias físicas, emocionales y sociales, por lo que no los debemos dejar pasar ni tomarlos a la ligera. Las personas con trastornos alimenticios pueden presentar amenorrea, que es la falta de menstruación durante 3 meses, secundario a pérdida de peso extrema o inanición.

Dra. Danielle Jáuregui
La menstruación con un trastorno de conducta alimentaria

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son condiciones de salud mental que involucran diferentes tipos de desórdenes alimenticios, desde restricciones en la cantidad de comida, restricciones de ciertos alimentos o comer grandes cantidades en una sentada. Entre estos se encuentran la anorexia nervosa, bulimia nervosa, trastornos alimentarios restrictivos, ortorexia y trastorno por atracones. Todos tienen consecuencias físicas, emocionales y sociales, por lo que no los debemos dejar pasar ni tomarlos a la ligera. 

A pesar de que estos desórdenes alimenticios suelen asociarse con personas muy delgadas, debemos recordar que todos los cuerpos son distintos, y así como puede haber personas con un TCA que no sean muy delgadas, también puede haber personas delgadas que no tengan un TCA. 

 

Anorexia nervosa

La anorexia nervosa es la restricción de ingesta calórica extrema que conlleva una pérdida de peso. Las personas que padecen anorexia tienen mucho temor de subir de peso y una alteración en la percepción de su cuerpo. 

Se clasifica como anorexia restrictiva la conducta en donde se realizan ayunos, dietas severas o ejercicio excesivo; mientras que es anorexia de atracones-purgas cuando además de la dieta restrictiva, se presentan atracones de comida seguidas de purgas, que pueden ser vómitos, abuso de laxantes, diuréticos o enemas. 

Las personas con trastornos alimenticios pueden presentar amenorrea, que es la falta de menstruación durante 3 meses, secundario a pérdida de peso extrema o inanición. Si estos patrones restrictivos ocurren previo a la pubertad, esto puede retrasar el primer periodo menstrual. Esta falta de menstruación se debe a que las funciones reproductivas pasan a segundo plano pues se priorizan funciones importantes para la vida en casos de desnutrición. 

Con la restricción energética que viene de la anorexia nervosa, se modifican los pulsos en los que se liberan las hormonas, lo que genera alteraciones en las hormonas que estimulan a nuestros ovarios, la hormona foliculoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH). Esto genera que no haya estimulación de los óvulos para crecer y que no ocurra la ovulación. Sin embargo, esto no ocurre en el 100% de las pacientes que tienen este tipo de trastornos pues algunas pueden continuar menstruando o tener ciclos más largos. 

Los efectos de los trastornos alimentarios no sólo afectan a los ciclos menstruales. Los signos vitales, frecuencia cardiaca, presión arterial y temperatura disminuye, también pueden aparecer arritmias o patrones cardíacos anormales. Estas alteraciones pueden modificarse una vez que se recupera un peso saludable. Sin embargo, hay algunas que pueden generar daños persistentes como la pérdida de masa ósea. 

Es importante tomar en cuenta que una vez que se recuperen los déficits energéticos y se mejoren las condiciones generales de la paciente, su función hormonal se recupera y regresa la menstruación. Éste es un indicador positivo de salud. 

Las personas que experimentan desórdenes alimenticios, particularmente anorexia nervosa, son más propensas a desarrollar afectaciones psicológicas tales como rasgos obsesivo-compulsivos, depresión, ansiedad, fobias sociales y tendencias perfeccionistas. El impulso interno a perder peso continuamente normalmente no disminuye incluso cuando se consigue. Es fácil caer en un ciclo vicioso donde la persona cada vez se obsesiona más con perder peso. 

Es difícil tratar y diagnosticar los desórdenes alimenticios ya que muchas veces van acompañados de juicio, tabúes y estigmas que hacen que las personas que los sufren no tengan la confianza de alzar la voz. Sin embargo, en la sociedad todavía se ve la pérdida de peso como algo bueno, sin ahondar en las razones por las cuales la persona perdió esa masa muscular. 

Los trastornos de la conducta alimentaria pueden tener consecuencias muy importantes e inclusive la muerte. Si padeces alguna enfermedad como estas, acércate a nosotras para que te podamos brindar ayuda. No estás sola y no te vamos a juzgar.

Otros títulos que puede interesarte:

Cómo se relaciona mi menstruación con el estrés

Sintiéndome bien en mi propia piel

Alimentación emocional: ¿por qué me como mis emociones?