Embarazo
January 9, 2023

Lactancia y apego

La lactancia materna es una herramienta que puede ser muy benéfica para mamá y bebé, por temas de salud pero también para lograr un vínculo. Sin embargo, la lactancia puede tener retos significativos, físicos y mentales para la madre.

María Zurutuza
Lactancia y apego


Durante los sesentas y setentas se volvió muy popular la fórmula para la lactancia, pero se identificó en varios países que los bebés estaban teniendo problemas de nutrición. Por lo que se lanzó una campaña de concientización para promover la lactancia materna. 

Algunos de los beneficios de la lactancia son: promover el apego con el bebé ya que el cerebro secreta oxitocina (misma hormona del orgasmo, por ejemplo), ayudan a que el bebé tenga mejor sistema inmunológico, menos alergias y asma, hasta se ha correlacionado con menor riesgo a tener diabetes y obesidad. Para las mamás, disminuye el riesgo de cáncer de mama, depresión posparto y mejora la calidad de sueño. 

Sin embargo, la lactancia puede tener retos significativos, físicos y mentales para la madre y esto puede generar mucha culpa cuando se escoge no lactar o no se puede. Un factor importante para estas dificultades es la falta de información, el no saber qué esperar de la lactancia y creer que “el instinto materno llegará”. Las mujeres no tienen porqué saberlo en automático, son dinámicas que se aprenden. Existen técnicas para ayudar al bebé a succionar, dinámicas de apego y relajación que ayudan a que fluya la leche, siempre y cuando eso es lo que quiera la mamá. 

A veces el obligar a una mujer a lactar puede lastimar el vínculo con el bebé, más que ayudar. Es importante encontrar lo que funciona para la madre de tal forma que pueda sentirse plena en su maternidad, y recordar que no está sola en las dificultades ni los beneficios. Siempre puede acudir a Plenna si necesitas ayuda con el proceso. 

Otros títulos que puede interesarte:

La transición a la maternidad

La etapa retadora del postparto

Tu salud durante el embarazo