Nutrición
September 19, 2022

7 Beneficios de los Probióticos

El Síndrome de Ovario Poliquístico puede influir en cómo te sientes contigo misma. Muchas mujeres con SOP pueden experimentar el impacto del síndrome en distintas esferas de su vida, como la identidad, sexualidad y el estado emocional cotidiano. 

Stephanie Carreira
7 Beneficios de los Probióticos

Cuando escuchas o lees la palabra “probiótico”, lo relacionas inmediatamente con una buena digestión. Y sí, tiene mucho que ver con tus intestinos, sin embargo, los beneficios de los probióticos se extienden más allá de las funciones digestivas.

Una microbiota se considera saludable porque presenta una amplia diversidad de bacterias dentro de su ecosistema. Los alimentos y productos probióticos ayudan a “repoblar” en muchas ocasiones esa microbiota al aportar bacterias vivas para sustituir aquellas que han culminado su ciclo de vida o que han sido arrastradas fuera de tu organismo a través de las heces.

Si bien hasta hace algunos años se creía que las bacterias solo estaban de paso por nuestro cuerpo, cada vez hay más evidencia con respecto a las importantes funciones que tienen las bacterias en nuestro organismo, y cómo la salud intestinal, inmunológica, neurológica y hasta emocional, se encuentra en cierta forma regulada por éstas.

Por ello, incluir alimentos y productos probióticos en tu alimentación, que puede ser en forma de alimentos fermentados o suplementos, puede traer algunos o muchos beneficios para tu salud según tu caso.

Entre los beneficios estudiados actualmente se incluyen:

1️. Estimula y modula el sistema inmunológico: Las bacterias buenas de los probióticos apoyan la desintoxicación del colon y fortalecen la respuesta inmune para protegerte de patógenos dentro y fuera del intestino.

2️. Mejora la digestión: Los probióticos ayudan a restaurar la cantidad de bacterias a nivel  intestinal que producen sustancias que mantienen la función de la barrera intestinal, lo cual se traduce en una mejor digestión y absorción de nutrientes, así como el alivio de algunos síntomas como inflamación, acidez, diarrea y gases.


3️. Promueve el crecimiento de bacterias buenas: Los probióticos restauran el equilibrio natural de las bacterias intestinales saludables, que pueden disminuir debido a una dieta baja en alimentos de origen vegetal, enfermedades o el consumo crónico de medicamentos.

4. Puede mejorar la salud mental: Dado que nuestro intestino está conectado a nuestro cerebro a través de un eje directo mediado por moléculas producidos por éstas, se ha demostrado la influencia de las bacterias y,por lo tanto, los probióticos, en regular los estados emocionales, incluso aquellos caracterizados por la ansiedad y la depresión.

5. Mejoran la producción de colesterol: Los probióticos no solo reducen el colesterol LDL ("malo"), sino que también se ha demostrado que aumentan el colesterol HDL (“bueno”).

6. Combaten las alergias y el eccema: se han estudiado los probióticos para ayudar a las alergias estacionales, ciertas alergias alimentarias y síntomas típicos de las alergias como el eccema. Finalmente, las alergias son parte de una respuesta errática del sistema inmunológico que está modulado por moléculas producidas en mayor o menor cantidad por las bacterias intestinales.

7. Ayudan a regular el peso y composición corporal: Las bacterias intestinales, cuando se encuentran en la proporción y diversidad adecuadas, participan en el consumo de calorías como fuente de energía. Se ha demostrado que algunas cepas de probióticos requieren de mayor cantidad de energía para su metabolismo, ahorrándole a tu cuerpo aquella energía extra que podría ocasionar aumento de grasa corporal a mediano y largo plazo cuando tu dieta no es la más adecuada en porciones.

Si bien puedes consumir alimentos y suplementos probióticos por cuenta propia, es preferible que consultes con unx profesional antes de consumirlos de forma regular dado a que si la diversidad y cantidad de cepas que incluyen no es el adecuado, podría ocasionar problemas en lugar de aportar todos estos beneficios. ¡Si quieres aumentar tu consumo de probióticos, agenda una sesión de valoración nutricional!
Además, la mejor forma de aprovechar estos productos es adaptando tu alimentación en función de favorecer el ecosistema intestinal para que las bacterias lo habiten por el tiempo suficiente para llevar a cabo sus funciones.

Otros títulos que puede interesarte:

Cómo cuidar nuestra salud con ayuda de la microbiota intestinal

Qué esperar de tu primera cita de nutrición