Prevención
August 8, 2022

¿Qué es una histeroscopia y cómo sé si tengo que hacerme una?

Pocas veces hemos oído el término "histeroscopia". En este artículos te contamos algunas cosas que tienes que saber para que estés al tanto de tu salud.

Dra. Michelle Sifuentes
¿Qué es una histeroscopia y cómo sé si tengo que hacerme una?

La histeroscopia es un estudio único, es el procedimiento número uno a nivel mundial para el diagnóstico y manejo de enfermedades del útero. Durante una histeroscopia se explora con un endoscopio (una camarita), el interior del cérvix y el útero. Su nombre proviene de las raíces etimológicas griega “hystera” que significa útero y “scopya” que significa observación. Se realiza desde principios del siglo XIV cuando Bozzini inventó un tubo hueco a través del cual se podían observar las cavidades humanas naturales como la uretra, la vagina y el recto.  

La histeroscopia es un estudio que debe hacerse únicamente bajo manos de personal entrenado, con instrumentos especiales. Consiste en la introducción vía vaginal de una cánula muy delgada (3 a 5 mm de grosor) que tiene una cámara para ver en vivo y a todo color el interior del útero.

Hay dos tipos principales de su uso: la diagnóstica (ambulatoria) se puede llevar a cabo en un consultorio y la operatoria, que requiere el uso de anestesia y un quirófano.

Sus indicaciones son amplias ya que es una herramienta sumamente útil en el campo de la ginecología y de la obstetricia.

Algunas de las indicaciones ginecológicas (mujeres no embarazadas) son:

  • Estudio de sangrados anormales
  • Diagnóstico y manejo de miomas y pólipos o alteraciones de endometrio (que es la capa interna del útero) por ejemplo: (cáncer de endometrio, hiperplasias)
  • Sospecha de patología endometrial, por ejemplo: engrosamiento endometrial por ultrasonido)
  • Diagnóstico y manejo de adherencias intrauterinas (sí, se puede tener la matriz “pegada” por dentro)
  • Sospecha de patología del cuello uterino, diagnóstico y manejo de malformaciones congénitas, por ejemplo: tabiques uterinos, doble útero, doble cérvix,
  • Estudios de infertilidad
  • Localización y extracción de dispositivos intrauterinos mal colocados o con hilos no visibles al examen ginecológico convencional,
  • Ayudantía a radioterapia, por ejemplo: colocación de cánulas terapéuticas
  • Muestras de cultivos endometriales.

Actualmente las contraindicaciones para la histeroscopia se consideran pocas y relativas en cada uno de los casos, siendo aquellas: embarazo, infecciones de aparato genital muy fuertes, sangrado intenso, malignidad en el cuello de la matriz que ya sea conocida.

La capacidad de la histeroscopia para detección de anormalidades intrauterinas es superior a la del ultrasonido: nada como ver todo en vivo y a todo color.

La histeroscopia se puede realizar en cualquier día del ciclo menstrual, aunque no se recomienda durante la menstruación puesto que el sangrado puede dificultar la visualización.  

Así que si tienes alguna de estas alteraciones, no dudes en agendar una consulta, recibir una valoración y así podamos ayudarte.

Otros títulos que te pueden interesar:

¿Si tengo SOP, qué puede pasar en mi cuerpo?

Dieta y síndrome de ovario poliquístico

Si tengo SOP, ¿qué sigue?