Embarazo
December 21, 2023

Inflamación en el embarazo

La inflamación es un síntoma común en las pacientes embarazadas, y en el segundo trimestre se puede dar algo llamado "edema" en las extremidades inferiores, pero a veces puede aparecer también en la cara y las manos.

Dra. Karen Castañeda
Inflamación en el embarazo

En el embarazo me siento más inflamada en las manos y pies, pero ¿esto es normal? Hablemos de la inflamación en la segunda mitad del embarazo. 

Recuerda que si quieres llevar un control prenatal empático y con ginecólogas que te escuchen, ¡agenda tu cita en Plenna! 

El edema o inflamación es común durante la segunda mitad del embarazo. Se puede presentar en extremidades inferiores, pero a veces puede aparecer también en la cara y las manos.

La causa más común de edema en el embarazo es debido a la retención de sodio inducida por las hormonas. 

Esta inflamación también puede producirse cuando el útero, que está agrandado en esta etapa, comprime intermitentemente a las venas que regresan tu sangre al corazón y obstruye el flujo en las venas de las piernas. 

Sin embargo, también puede aparecer inflamación de forma patológica, es decir, que no sea normal. Esto debe evaluarse al momento de presentarse ya que aunque sean las causas menos comunes, también son las más peligrosas. Estas pueden deberse a alteraciones como

  • Preeclampsia
  • Alteraciones de trombos en las venas profundas o superficiales
  • Enfermedad cardiaca
  • Inflamación celular
  • Alteraciones de la coagulación 

La preeclampsia es un tipo de hipertensión inducida por el embarazo; sin embargo, no todas las mujeres con preeclampsia desarrollan edema facial o de los miembros superiores.

Por eso es importante que tu ginecóloga te revise constantemente para determinar las posibles causas, pero sobre todo para recibir un tratamiento oportuno. ¡Agenda tu cita!

Otros títulos que pueden interesarte:

Estoy sangrando en el primer trimestre de embarazo. ¿Qué debo hacer?

Diabetes gestacional: factores de riesgo y complicaciones

¿Por qué es importante conocer mi tipo de sangre en el embarazo?