Psicología
January 9, 2023

Entendiendo y sanando corazones rotos

Aquí vamos a ver qué pasa en nuestros cerebros, mentes y corazones después de cortar y qué podemos hacer para que fluya, aunque sea, un poquito mejor.

María Zurutuza
Entendiendo y sanando corazones rotos

Terminar una relación provoca emociones lo suficientemente intensas como para inspirar miles de canciones, novelas, películas y series sobre lo que pasa después de cortar. Aunque sea uno de los duelos más frecuentes, no significa que sea un duelo sencillo. Muchas veces se siente como un rompecabezas que se deshizo y que desordena todo.

Aquí vamos a ver qué pasa en nuestros cerebros, mentes y corazones después de cortar y qué podemos hacer para que fluya, aunque sea, un poquito mejor.

¿Qué pasa en el cerebro cuando cortamos?

Cortar no solo impacta al corazón. Muchas personas después de terminar una relación experimentan dificultades para concentrarse, pensamientos rumiantes (también conocido como pensamiento circular, el que da vueltas y vueltas, es el responsable que no puedas dejar de pensar en tu ex), fatiga y desinterés, cambios en apetito, incremento de consumo de sustancias y, en general, dolor psíquico. Las emociones se vuelven muy intensas por momentos, y por otros pareciera que se “duerme” el sentir.

El cerebro experimenta cambios físicos en diversas estructuras que hace que todos estos síntomas sucedan, particularmente la dificultad en integrar y procesar información [2]. Por esto es importante considerar que el tiempo tiene su buena parte en sentirse mejor post-breakup, el cerebro necesita algo de tiempo para recuperar su estructura normal.

Entonces, qué ayuda a la recuperación:

  1. Identificar y expresar emociones

El identificar es reconocer las piezas del rompecabezas, expresarlas es irlas acomodando y con tiempo puedes ir construyendo un nuevo rompecabezas para una etapa diferente de tu vida, post-relación. Aunque no sepas exactamente qué sientes, (es normal la fluctuación entre odiarle y amarle, extrañarle y aliviarse que ya no está).

  1. Redirige energía y atención

Durante una relación, se invierte mucha energía y partes de unx mismx en ella. Cuando esta termina, toda esa energía tiene que re-dirigirse. Muchas veces, este cambio de dirección es doloroso y cansado, pero también forma parte de la reconstrucción del rompecabezas, el elegir una nueva imagen.

Busca actividades que sientas que te ayudan a reconectar contigo..

  1. Tiempo y sanación

Por último, sé amable contigo y date tiempo para sanar y recuperarte. Una ruptura es complicada, implica emociones ambivalentes (es decir contrarias pero que suceden al mismo tiempo), y es importante darse tiempo para que este proceso suceda. Vas construyendo el rompecabezas pieza por pieza.

Entonces, no “deberías” de sentirte de ninguna forma y no “da igual”. Cada proceso es único, date tiempo para el tuyo y escoge cómo quieres que se vea tu rompecabezas.

Referencias:

  1. Najib, A., Lorberbaum, J. P., Kose, S., Bohning, D. E., & George, M. S. (2004). Regional Brain Activity in Women Grieving a Romantic Relationship Breakup. American Journal of Psychiatry, 161(12), 2245–2256. doi:10.1176/appi.ajp.161.12.2245

Alonso Martínez, S., Marsman, J.-B. C., Kringelbach, M. L., Deco, G., & ter Horst, G. J. (2020). Reduced spatiotemporal brain dynamics are associated with increased depressive symptoms after a relationship breakup. NeuroImage: Clinical, 102299. doi:10.1016/j.nicl.2020.102299