Nutrición
November 10, 2022

Qué esperar de tu primera cita de nutrición

El mejor plan de alimentación para ti es uno que puedas seguir. Por lo tanto los que debes esperar desde tu primera cita es enseñanza y acompañamiento, además de todo el conocimiento científico que conlleva, debe ser empático con tus necesidades y preferencias.

Stephanie Carreira
Qué esperar de tu primera cita de nutrición

La razón de cada persona para hablar con una nutrióloga es diferente. Es posible que tu médica o ginecóloga Plenna te lo hayan recomendado o que por iniciativa propia desees realizar cambios en la forma en que comes.

Es posible que tengas una sensibilidad o intolerancia alimentaria, un problema digestivo o una afección de salud relacionada con la nutrición, como resistencia a la insulina, diabetes, colesterol y triglicéridos altos, hipotiroidismo, síndrome de ovarios poliquísticos o endometriosis.

La enseñanza y acompañamiento que recibirás desde la primera cita, además de todo el conocimiento científico que conlleva, será empático con tus necesidades y preferencias para proponerte el mejor plan de alimentación para ti: uno que puedas seguir.

Para lograrlo, tu nutrióloga te ayudará a identificar hábitos y patrones alimentarios a través de preguntas muy puntuales para conocer si estás aportando mucho o poco de los diferentes nutrientes que tu organismo necesita, y así ofrecerte diferentes opciones para crear un plan alimenticio hecho a tu medida sin que deje de ser saludable y sostenible, sin que tenga que ser restrictivo y frustrante.

Si bien antes de tu cita deberás responder antecedentes sobre nutrición y otros hábitos, puedes llegar mejor preparada siguiendo algunas recomendaciones:

  • Es importante pensar en tus objetivos. ¿Qué es lo que quieres cambiar o mejorar? ¿Qué esperas de tu nutrióloga?
  • Ten a la mano una lista de medicamentos o suplementos que tomes regularmente o con cierta frecuencia.
  • En algunos casos, puede ser útil llevar un diario de alimentos para conocer con mejor precisión la diversidad de tu alimentación. Puede ser una lista de lo que sueles comer y beber un día de trabajo y un día de descanso.
  • Escribe todas las preguntas que quieras hacer durante tu cita.
  • Si crees que es útil, puedes pedirle a unx familiar o amigx que te acompañe en tu cita, sobre todo si es alguien que te acompañará muy de cerca en este proceso.

Durante la cita podrás expresar cómo te sientes sobre tu alimentación, lo que te gusta comer y lo que no, lo que te motiva y desmotiva, y así conocer tu experiencia psicológica al comer. Descubrir estas cosas le permite a ti y a tu nutrióloga identificar juntxs las fortalezas que posees para adherirte a tu plan de alimentación lo suficiente para lograr tus metas personales y de salud poco a poco.